Hot Chip

In Our Heads

2012 – Domino

[6.7]

.

.


De acá para atrás en la vida de Hot Chip, One Life Stand (2010) se desploma estrepitosamente con baladitas insulsas promediando el álbum y dos años antes un aluvión de ideas inconexas le dan a Made in the Dark una pátina de una esquizofrénica -y agotadora- incoherencia como obra. Ante estos resbalones el ya lejano The Warning (2006) es el que queda mejor parado, estoico bancando el paso del tiempo. Ahora, In Our Heads propicia otro episodio tembloroso en la discografía de los apadrinados por Peter Murphy.

Como en cada trabajo hay grandes momentos. Empieza muy bien, con Motion Sickness como una pequeña épica de vientos sampleados sobre un repiqueteo inquieto de sintes. El tramo del medio también es sólido. These Chains equilibra con acierto las tendencias habituales: lo mundano y bailable con el clima etéreo y soñador, las dos caras que a la banda a veces le cuesta articular. El primer corte, Night and Day, con tantos giros sonoros, ruidos y ruiditos, parece un lado B disco-queer de Made in the Dark y resulta un chicle imposible de tirar. Por último, la buena racha se termina con Flutes, un track que despliega cierta experimentación en el tratamiento mántrico de arreglos vocales y estribillos.

Y hasta ahí llegamos. El resto son baladas que, aunque mejores que las de antaño, siguen sin poder tomar vuelo e invitan inevitablemente al skip (Alexis Taylor al lamentarse en falsete en Look At Where We Are parece Ale Sergi de Miranda!, algo que todavía no sé si es bueno o malo), y temas dance de una asepsia de tubo fluorescente carentes de sangre y personalidad. Escuchamos How Do You Do? o Don’t Deny your Heart (con excepción de su medio minuto final, un groove funky bien caliente) y pedimos a gritos un poco de suciedad y desprolijidad. Sin ir más lejos, Ends of the Earth con su fallida intro de intento retrofuturista parece la cortina de un flash informativo.

Está claro que Hot Chip es superior a The 2 Bears, About Group y New Build «“a saber, los distintos proyectos paralelos de sus miembros que se desparramaron en el último año-, pero con esta quinta entrega hay una nueva evidencia: Hot Chip no es mejor que Hot Chip. Es decir, una vez más se les escapa de las manos el disco perfecto, el disco que el quinteto británico perfectamente podría hacer dadas sus fantásticas habilidades pero que sin embargo siempre por algún motivo termina haciendo aguas con el correr de las canciones.

DEGUSTACIÓN

FLUTES

Contenido Relacionado

ESPECIAL: Los Mejores Discos de 2012

Podría arrancar esta nota con algún latiguillo aburrido como «Se nos termina un nuevo año y…». Pero no lo voy a hacer, más que nada porque supongo que todos ya saben que está terminando el

Comentarios

Comentarios

Últimos Videos

Nuestro canal de YouTube

Compartir esto en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email