Coldplay - Mylo Xyloto

Coldplay

Mylo Xyloto

2011 – EMI / Parlophone

[3.0]

.


A propósito de Viva la Vida or Death and All His Friends (sí, el peor nombre imaginable para un disco lo concibió la cabecita de Chris Martin) de 2008, los miembros de Coldplay dijeron que su búsqueda estética y sonora había cambiado hacia una etapa más madura. La ilusión de todos estaba puesta en la colaboración del mágico Brian Eno, quien en los 80’s había definido el sonido de U2 a partir de The Joshua Tree (1987), desde entonces y para siempre. Los irlandeses sumaron millones de fans y los seguidores de Eno nos quedamos atónitos frente a algo tan diferente de lo que nos tenía acostumbrados. Volviendo a Coldplay, ese cuarto disco tuvo buen recibimiento del público, alentados por una crítica cada vez más obsecuente con los pocos tanques que les quedan a las discográficas. Disco sin carisma, tour mundial, ventas millonarias y a otra cosa.

En este nuevo álbum, cuyo ambiguo nombre –Mylo Xyloto- no ayuda mucho a develar el contenido salvo el hecho de que Chris Martin sigue igual de inspirado que en el 2008, vemos más de esa búsqueda estético espiritual. Es decir, seguimos en la nada misma. Aún sigue brillando el nombre de Brian Eno, quien entre un disco y otro nos regaló cuatro joyas inapreciables de su cabeza ambient como para que no creamos que se había vendido, pero los resultados siguen siendo los mismos: nulidad de toda idea y creatividad.

En junio se había editado el EP Every Teardrop is a Waterfall, el cual pasó sin pena ni gloria, pero nos sirve para desglosar el disco a partir de él. Una calidad extraordinaria de arreglos y un sonido perfecto, en el que se ve el dinero invertido, muy bien puesto en los ingenieros de sonido y la perfección milimétrica de Eno. La contra es que eso es todo el disco, repetido en catorce temas. Tal vez quepa destacar el elemento beatle que consiguen en la pieza mínima U.F.O., o las promesas de guitarras traicionadas de Major Minus. Princess of China tienes algunos detalles dignos del mejor Eno de Another Green World (1975)… hasta que comienzan a cantar, y no ayuda a mejorar el que contribuya en los coros la plástica colaboración de Rihanna.

El segundo corte, Paradise, fue comparado con Clocks, uno de las mejores canciones de la banda. Título que le queda demasiado grande, ya que ésta fue un destacado de A Rush of Blood to the Head (2002), y Paradise, en cambio, se pierde en la multiplicidad amorfa de Mylo Xyloto y de los temas similares entre sí de Coldplay.

Así es que tenemos un quinto disco, el cual será la excusa para una nueva gira de la banda, y tal vez vuelvan a Argentina, y tal vez llenen estadios, y tal vez el éxito en algún momento pueda ir acompañado de buenas ideas por parte de Coldplay. Pero sólo tal vez.

DEGUSTACIÓN

PRINCESS OF CHINA (FT. RIHANNA)

Contenido Relacionado

Brian Eno & Karl Hyde – Someday World

Si tuviera que definir en una palabra Someday World, lamentablemente tendría que decir decepción. La impronta tan imponente de Eno combinada con la monstruosidad de Hyde –máximo exponente de la cultura clubbing inglesa-, pone demasiada expectativa en

Coldplay – Ghost Stories

La banda londinense presentó su sexto disco de estudio y, como es costumbre, tuvo buena recepción por parte de la prensa especializada o especialmente paga. Sin embargo, cuesta encontrarle la gracia que supone tener. Canciones

Comentarios

Comentarios

Últimos Videos

Nuestro canal de YouTube

Compartir esto en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email