Youth Lagoon – The Year of Hibernation

Youth Lagoon - The Year of Hibernation

Youth Lagoon

The Year of Hibernation

2011 – Fat Possum / Lefse

[8.3]

Disco Recomendado


La primera impresión que nos deja The Year of Hibernation de Youth Lagoon (el proyecto de Trevor Powers, un chico de 22 años que ha concebido su primer disco entre el dormitorio, la cocina y el garage de su casa en los suburbios de Boise, Idaho), nos remite inmediatamente al Mercury Rev de Deserter’s Songs (1998). Comparte con los de Buffalo la vocalización en clave de susurro apesadumbrado, un murmullo distante en tono de íntima confesión que se refugia tras una niebla difusa. Pero mientras estos últimos combinaban este tono con arreglos de cuerdas y theremin para crear atmósferas alucinantes que apelaban a una estética de banda sonora de los 50’s, en Youth Lagoon la voz de Powers es ataviada con percusión electrónica, arpegios sintetizados y tenues pianos para situarnos en la  hibernación que declara el título. Es decir, el carácter insular de un puñado de canciones que nos presentan una mirada, una visión del mundo y de sí mismo desde el microcosmos que supone una casa de suburbio norteamericana.

Las letras plantean una búsqueda interior. Están pobladas tanto por los objetos y lugares del pequeño universo que lo circunda (los pósters de su habitación, el techo de su casa, la tv, una escalera, los vecinos), como por los fantasmas internos con los que convive (simbolizados por monstruos danzantes en Montana, o imaginarias serpientes en Seventeen). En ambos Powers se busca a sí mismo, como quien busca las coordenadas de su propia personalidad (“toda mi pared está llena de pósters, toda mi vida esta llena de pósters”).

Sumido en estas cavilaciones, Youth Lagoon las acompaña acertadamente con mucho reverb, baja fidelidad y el tono intimista y errático, a veces casi balbuceante, de quien reflexiona en voz alta. Casi como regla general, las canciones comienzan como una tenue meditación para ir ganando fuerza a medida que avanzan, como si en el decurso de las vacilaciones se fuesen hallando pequeñas certezas. Esto da como resultado notables crescendos, sobre todo en Montana, que tiene un gran video con una estética que ha sido comparada con la de El árbol de la Vida, última película de Terrence Malick.

En una entrevista para la televisión en 1969 Jim Morrison decía que podía visualizar el futuro de la música como una sola persona cantando con varias máquinas, cintas y equipos electrónicos a su disposición. Unos años antes, mientras filmaba Psicosis, Hitchcock contaba que veía a su audiencia como un gran órgano que él ejecutaba, donde cada nota o acorde provocaba una emoción distinta, e imaginaba un artefacto en el futuro que permitiese suscitar las más variadas sensaciones en el público, incluso prescindiendo de una película. Trevor Powers ha grabado un álbum de enorme impacto emocional en solitario, en la intimidad de su hogar, sin más que sus equipos, alguna caja de ritmos y una computadora. El futuro llegó, hace rato.

DEGUSTACIÓN

17

Contenido Relacionado

Temples – Sun Structures

“Ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón”, reza un viejo refrán. Pues bien, ¿y el ladrón que le roba al ladrón de los ladrones? ¿Qué le cabría, ganarse el cielo y el

Comentarios

Comentarios

Últimos Videos

Nuestro canal de YouTube

Compartir esto en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email