Digitalism – I Love You, Dude

Digitalism - I Love You, Dude

Digitalism

I Love You, Dude

2011 – Kitsune / Co-operative

[4.7]

.

.

Hay cosas que no se hacen. Cosas que si las hacías en el 88 o en el 89 eran osadas, si lo hacías en el 97 eran solamente pegadizas y que en el 2011, definitivamente, ya no deberían hacerse más. Lo que pasó fue que los Digitalism o no se enteraron o creyeron con la mejores intenciones que ellos podían revitalizar un género y una forma de grabar que se oxidó demasiado rápido y con demasiada facilidad.

Y la idea no es denostar el house, el dance y a todas las discos del mundo que en sus pistas siguen pasando esta clase de ritmos, que necesitan la avalancha constante de novedades para seguir funcionando, para que el business fluya y se retroalimente. Hasta podría haber un intersticio de peligro ahí si tan solo los artistas que le dan de comer a esa maquina no tuvieran tanta desidia y pereza.

I Love You, Dude es un disco cansino, parejo en su economía sentimental, que no emociona porque es todo igual, cuadrado pero con los ángulos redondeados para que no lastimen. La mayoría de las veces las canciones del disco hacen acordar a la tosquedad y rusticidad de esos robots de películas que se sacuden sin control y rompen todo pero sin querer, porque por detrás nos muestran un costado querible, casi humano, con un encanto inherente a su torpeza que nos fascina. Lamentablemente, las canciones de I Love You, Dude ni siquiera tienen esto último. Ni siquiera el encanto de la rusticidad le dejaron al disco.

Salvados por la campana o por la amistad, los Digitalism meten un hit improbable para un disco así: la ingenua y pretendidamente ingeniosa Forrest Gump en la que un Julian Casablancas distorsionado se despacha con un muy buen estribillo sobre una base, digamos…no tan buena. Entonces, lo que más decepciona, el lugar donde este dúo de alemanes mostró más la hilacha, es en esa fallida insinuación pop de algunos tracks. Fallida, decimos, porque la intransigencia electrónica borra demasiado rápido esos momentos en que la estela pop empieza a brillar en nuestro oídos, resaltando aún más el imperdonable gesto de silenciar a propósito esas tendencias, a favor de unos beats y unos efectos escuchados hasta el hartazgo. Y eso sí que no se hace.

DEGUSTACIÓN

FORREST GUMP (FT. JULIAN CASABLANCAS)

Contenido Relacionado

EN LA MIRA: Tanlines

La concreción de un disco full permitió la emergencia masiva de este dúo norteamericano, oriundo de Brooklyn, que cohesiona como muy pocos canciones de pop experimental con bases tecnos y guitarras armoniosas. Compuesto por Eric

Housse De Racket

» Un poco de data: Housse De Racket es un dúo parisino que alcanzó cierto reconocimiento después del lanzamiento de su último trabajo, Alesia (editado por el gigante francés Kitsuné). Además, compartieron giras con Phoenix,

Comentarios

Comentarios

Últimos Videos

Nuestro canal de YouTube

Compartir esto en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email