Further Complications – Jarvis Cocker

julio 27, 2009

En plena crísis de la mediana edad o como burla de ésta (no termina de quedar claro), el frontman de Pulp regresa a las disquerías, luego de 3 años desde su último album Jarvis, con un disco en el que intenta demostrar -al menos eso parece- que todavía no está lo suficientemente viejo como para subir el volumen.

further complications jarvis cocker


Se dice que algunos tipos cuando llegan a determinada edad, alrededor de los 40, sienten el deber de hacer notar a los demás y más que nada, a sí mismos, que todavía tienen suficiente energía, juventud o vitalidad como para dejarse el pelo largo, ponerse a ejercitar o algo por el estilo. Con Cocker y Further Complications pasa algo parecido, sólo que en vez de dejarse el pelo largo, en la tapa del disco lo lookearon igual a Daniel Faraday de Lost.

En sí el disco apela a un sonido bastante más sucio, estilo rock de garage por momentos, con esa actitud de demostrar algo a toda costa. Esa búsqueda desesperada hace que el disco tenga ciertos baches que uno no esperaría de Jarvis o que por lo menos en su primer disco solista no aparecían. Este concepto principal del album se ve reforzado con letras que no pasan de la temática de las relaciones problemáticas, pero en general superficiales o donde se destaca la capacidad del cantante de levantarse veinteañeras a cambio de dinero (Angela). Es por eso que la bastante floja voz de Jarvis, otras veces disimulada por la genialidad de las letras, en este disco sale a la luz, bajo la excusa del hard rock y del «you wanna suffer, go to a rock show» (Further Compilations)

Más allá de eso, son las canciones en los que baja la intensidad como en la sincera autocrítica I Never Said I Was Deep -donde Jarvis acepta esa superficialidad que se evidencia en otros temas- o las ingeniosas Leftlovers y Hold Still, las que remiten al Cocker más de Pulp, con letras más elaboradas y la voz bien ubicada, y le suben el promedio al disco.

En síntesis, a pesar de merecerse los palazos, el disco está lejos de ser un disco malo. Jarvis intenta reinventarse, pero parece quedar a mitad de camino. Es probable que este álbum sea más del agrado de alguien que no conozca nada del muchacho, que de un fan de la primera hora.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *