Aislamiento Día 15: un plato que se sirve frío

91949476_163824324782592_8033063726699511808_n

Todavía estoy temblando mientras cuento esto, pero voy a hacer el esfuerzo por escribir lo que pasó hoy. Voy a intentar ser lo más fiel que pueda con los sucesos porque fue de película.

El Heavy fue al encuentro con mi amigo, pero cuando llegó al supermercado se dio cuenta que se había olvidado su producto arriba de la mesa. Así que tuvo que volver antes y mi amigo no había llevado el celular para alertarnos de esta nueva situación.
Alcanzamos a tirar la mota por la ventana lindera y bastante ropa de Erika (ella se llama así). Le dije que se fuera primero y que me espere en el hall de entrada de mi edificio mientras que yo me quedé revolviendo el lugar, simulando un robo. Pero justo cuando estaba encarando por la puerta del departamento apareció El Heavy y me enganchó saliendo.

En lo que tardó en reaccionar yo gané la escalera y salí corriendo para arriba por instinto, porque la puerta de salida estaba detrás de él, pero me pegó en el talón y me hizo caer durísimo en la escalera. Creo que me rompí una costilla o algo así, porque me duele todo. Si no fue en la caída, fue en las dos o tres trompadas que me acertó en la espalda antes que yo pudiese reponerme y “re-ponerle” una patada en toda la jeta.

Esa patada me ayudó a escapar hasta la terraza. Busqué una salida allá arriba pero mi única opción fue saltar un metro de terraza a terraza. No tuve mucho tiempo para deliberar el salto, por eso debe ser que me animé. Pero mientras iba cruzando, en el aire, pude ver los diez pisos que me separaban de una muerte segura, y se me aflojaron las piernas. Me terminé de romper todo al caer.
Pero para mi fortuna, El Heavy no se animó a saltar. Sólo alcanzó a putearme y traté de bajar lo más rápido posible para evitar que me viera entrar al departamento de mi amigo desde la vereda del edificio.

Erika ya se fue a dormir, tiene miedo que él reconozca su voz. Pero no lo escuchamos. No sabemos si se fue o le dio un infarto, pero hasta el momento no se escuchó ni un pedo desde su departamento.

Contenido Relacionado

Shows online, nuestras salidas de cuarentena

La pandemia del COVID-19 afectó a cada uno de los aspectos de nuestra vida cotidiana en todo el mundo. La música obviamente no iba a quedar exenta. Ante la imposibilidad de realizar eventos presenciales, la

musica experimental argentina

Música experimental argentina: músicos sin fronteras

Muchas veces, cuando se habla de música experimental, se le adjudica el mote a bandas que se mueven apenas de los márgenes de la canción popular, a quien introduce un elemento a un género determinado

Aislamiento Día 16: lucky man

Esta mañana no entendía nada cuando me desperté con Erika acostada en mi cama. Todavía no caigo en todo lo que pasó. No me entra en la cabeza que hayan pasado las cosas que pasaron

Aislamiento Día 14: el plan maestro

Me quedé pensando toda la noche cómo sería la mejor manera de robarle al tranza. Es decir, al Heavy. Estuve mirando su ventana, analizando la jugada, pensando cómo podría llevarse a cabo de la manera

Comentarios

Comentarios

Últimos Videos

Nuestro canal de YouTube

Compartir esto en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email