Antes y después: Cuando lxs artistas deciden dar un giro a su estilo musical

noviembre 4, 2019

Hoy ponemos el foco en los cambios. Esos que suceden cuando un artista decide cambiar su estilo musical por uno bien diferente; ya sea solo para un disco o para el resto de su carrera. Estos giros siempre implican la toma de un riesgo, ya que a su público habitual puede  gustarle o no la nueva propuesta. Repasemos algunos ejemplos detacados:

En 1991, con el disco titulado Alanis, una muy joven Alanis Morissette comenzaba a triunfar como ícono del teen-pop en Canadá.

 

Pero en 1995 lanzó Jagged Little Pill, su tercer disco, que tuvo éxito a nivel mundial regodeándose del rock alternativo como género dominante.

 

Otro buen ejemplo es el de la banda británica Underworld. Su primer disco, Underneath The Radar (1988), incluía elementos de una estética puramente rockera.

 

Pero en 1994 editaron Dubnobasswithmyheadman y su identidad sonora se acercó a la escena electrónica, característica que mantienen hasta la actualidad.

 

También fue el caso de Nelly Furtado, quien comenzó su carrera con el disco Whoa Nelly (2000), en el cual combina folk portugués (es de familia portuguesa) con hip-hop.

 

Pero en 2006, con su disco Loose, la artista se animó a otras mixturas y en algunas canciones, como ‘Maneater’, se escucha un pop muy ligado al dance. Sin embargo, en sus discos posteriores retornó a su estilo original.

 

¿Qué otros ejemplos de artistas que cambiaron rotundamente su identidad sonora recuerdan?

 

Conecta con Federico en Twitter.

Conecta con Rocktails en Instagram.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *