Noe Valdez: “La noción principal en Fungi es experimentar”

La escena de la música electrónica independiente en la Ciudad de Buenos Aires crece y se enriquece con nuevas expresiones.
Uno de estos emergentes es, sin dudas, el sello discográfico Fungi. Recomendamos visitar algunos de sus espacios en la red.

El mismo se orienta a editar artistas nuevos en general con un estilo bien de vanguardia, sin temor a la experimentación dentro del amplio espectro de la música electrónica. Para conocer más de cerca dialogamos con Noe Valdez, (DJ bajo el seudónimo de Ex Mujer) y una de las fundadoras del sello.

¿Cuáles son tus principales influencias musicales?

¡Qué complicado responder esto! Me imagino que las influencias están ligadas estrictamente a lo emocional, a aquello que te abrió una puerta, a lo que vino después ¿No? Me resulta un poco injusto “elegir”, siento que toda la música que fui escuchando a lo largo de mi vida me dejó algo. Escucho de todo. Folklore, jazz, música concreta, industrial, pop, calypso, dancehall, dub, kraut-rock, rocksteady, afro-house, techno, vaporwave, madonna, soul, reggae, no sé, me gusta la música!
Sin embargo lo que sí puedo decir es q haber ido a ver a fun people en 1995 me abrió un camino hermoso y me vinculó con ideas, como el DIY y el queer, que son centrales en mi vida y en mi ética de trabajo, tanto en la dirección de Fungi como en mi faceta de gestora cultural y DJ.

¿Y qué otros momentos claves en tu vida te vincularon con la música?

Mi abuela escuchando boleros y arpas paraguayas en su combinado, todos los sábados a la mañana. El descubrimiento del punk a los 8 o 9 años, fue un nacimiento para mí, y al crecer, descubrir la electrónica germinal y el mundo de los sintetizadores, supuso un cambio, una inocencia perdida y otra ganada. Conocer a mi papa Aphex Twin, a los 20 años; haber escuchado el primer track dub de mi historia, que fue Nice and Easy Dub Version de Horace Andy, y que me abrió la puerta al dub y a la cultura musical jamaiquina, que es algo que me apasiona. Un último Highlight fue haber descubierto el House gracias a ir a bailar, a la cultura de clubber. También añado como referencia a Arthur Russel y Moondog

¿Cuál fue el primer disco que compraste?

El primer CD que compré fue Dangerous de Michael Jackson en 1992, cuando tenia 8 años. También alguno de Abba, recuerdo, el que tiene tapa celeste, creo que es Voulez Vouz.

¿Y qué fue lo más reciente que escuchaste y te agrado mucho, tanto a nivel local como internacional?

Ahora mismo estoy en pleno romance con la África más underground que pueda haber en internet, tracks que los hace un nigeriano o un angoleño, en el garage de su casita, con sus cajitas de ritmo y lo suben a youtube y ahí está para que yo lo descubra y me enamoré. Dj Sanji, por ejemplo, que es un productor de balani (que es un género de electrónica originario de Malí). En esa estoy ahora, enamorada de África. También sintiéndome inocente de nuevo escuchando Chris & Cosey, como si fuera la primera vez. Inspiradores siempre.
De acá estoy escuchando Shiitake, que es el proyecto de Manuela Suárez y que se trata de nuestro próximo release con el sello. Me siento profundamente conectada con ella y con su música.

¿Aparte de la música, qué otras artes te apasionan?

Mi vida esta estrechamente vinculada con las artes plásticas, consumo arte contemporáneo, estoy en contacto con él, ya que todos mis amigos y conocidos son artistas. He tenido mi etapa fotográfica con todo el rollo de sacar con película y demás, también estudié cine y luego me pasé al video. Durante varios años salí con una minidv en la cartera documentando todo lo que hacía, la noche de Bs As, sus personajes. Luego de algunos años dedicados exclusivamente a la música, hace poco volví a filmar, incluso, mostré dos videos en 2017, y tengo planes concretos con eso para este año.

¿Cómo surgió el sello Fungi, hacia qué espectro del amplio abanico electrónico está orientado?

Fungi antes de ser Fungi ya existía en mi cabeza, era un proyecto imaginario que siempre tuve en mente. Como otros mil proyectos más que siempre están ahí volando. En 2014 comenzamos a hacer música con Pablo Tomasin en nuestro propio estudio casero. Entre ensayos y charlas surge la idea de generar un espacio para dar a conocer proyectos experimentales, como el nuestro, que de otro modo no tendrían posibilidades de ser editados, dado su escaso carácter comercial jaja. Una noche de enero de 2016 cerca del mar le pusimos nombre al proyecto y comenzó a hacerse más real. Contactamos a un amigo nuestro que respetamos mucho y con su EP y el nuestro salimos al mundo en abril de 2016.
La noción principal en Fungi es experimentar, se trata de difundir y producir proyectos de personas que estén aprendiendo, que con sus torpezas y sus errores crean experimentitos y se animan a no quedarse en ningún género. Es muy amplia la electrónica y no tenemos intención de limitarla, esa es su riqueza. Lo que si está claro es que, por ahora, no apuntamos a la pista de baile, a tracks pensados para la disco, pero quién sabe…

¿En qué soporte editan?

Editamos en cassette, hicimos 4 ediciones con tiradas muy pequeñas (30 ejemplares numerados) con grabado y armado a nuestro cargo. Además cada proyecto también está en nuestro Bandcamp y con posibilidad de free download en alta calidad.
Cada edición cuenta con la participación de un artista plástico que colabora con el arte de tapa y cada una de las ediciones es un objeto visualmente atractivo. (“una cosa es underground…otra cosa es mal hecho”).

¿Cuáles son los mas recientes lanzamientos y próximos planes?

En abril vamos a cumplir 2 años y hasta ahora presentamos 4 releases. Volll, Mulo, Virgenes y Marcelo Alzetta, todos proyectos muy diferentes y personales. Estamos contentos. Próximamente tenemos planeado lanzar a Shiitake, ya en etapa de pre-producción y algunos otros proyectos que tenemos en carpeta; y faltan ultimar algunos detalles. También queremos reeditar las primeras ediciones, ya que nos quedamos sin ejemplares y en el algún momento organizar unas jornadas de experimentación Fungi, encuentros de músicos, recitales, DIY, todo ¡Ideas nos sobran!

Contenido Relacionado

Gonzalo Martínez: el mito fundacional de la electrocumbia

Cuando en 1997 se publicó Gonzalo Martínez y sus Congas Pensantes, el primer y único disco del dúo chileno Gonzalo Martínez, pocos entendieron que estaba naciendo un nuevo género musical. La prensa local, cuando no

La historia de las discotecas según el Cine

El movimiento Clubber no siempre se trató de buscar recomendaciones en Internet, llamar por teléfono a un dealer, que éste pase en una hora y que esa misma noche tu te vueles la peluca escuchando a

“Hasta 5 rolas está bien”

Ese pareciera ser el lema de un festival holandés de música electrónica, porque según aseguraron sus organizadores sólo permitirán un máximo de 5 pastillas por persona para asistir a ese espectáculo. Estas medidas son preventivas ya

Comentarios

Comentarios

Últimos Videos

Nuestro canal de YouTube

Compartir esto en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email