Entrevista: Javi Punga

enero 26, 2011

Javi Punga, cantautor, autodidacta, Licenciado en Comunicación Social, Crítico de Arte, emprendedor, dibujante, soñador, y tantísimas cosas más, es lo que se dice un chico con contenido. El joven oriundo de La Plata, que trascendió en sus orígenes por sus grabaciones de baja fidelidad en un porta estudio de cuatro canales, nos introduce en las melodías y la simpleza de la canción. A poco de lanzar su próximo disco, que se titulará El Amor Es Todo, se tomó un tiempo para charlar con nosotros.

-¿En qué momento de tu vida empezaste a hacer música?

-Canté desde chiquito, desde que aprendía hablar ya cantaba e inventaba canciones, en casa me apoyaban con mis inquietudes. Luego llegó mi primera guitarra, una Faim imitación Les Paul, de madera maciza, divina, me la regaló un amigo hare krishna de mi mamá que compartía el alquiler con nosotros y daba clases de yoga en un cuarto contiguo de donde vivíamos. Siempre fui autodidacta, me gusta estudiar e investigar por mi cuenta.

-Leí por ahí que tu género musical es indie-folk-naif-reventado ¿Así es como lo definís vos?

-(Risas) Hago canciones simples. Mis canciones tienen una estructura tradicional. Pero tengo una búsqueda que no está estandarizada, voy recorriendo el camino. Trato de ser sincero con lo que me sale. Pero no siempre fue así, tenía prejuicios sobre las canciones. En un comienzo tenía un espíritu muy radicalizado punk anarquista, tuve una banda llamada ‘Ned Flanders’, hacíamos mucho ruido, muy caótica, y muy experimental, igual siempre en paralelo hice canciones aunque me daba vergüenza aceptarlo, hasta que finalmente un día me di cuenta que tenía que ser honesto conmigo mismo.

-¿Y lo de naif-reventado?

-Mis canciones hablan de amor, y de cosas comunes pero también hay algunas con un costado reventado. Esa definición surgió en realidad de Orge, un cantante rapero, militante de la legalización de marihuana, con él siempre teníamos debates políticos acerca de las canciones que él prefería de mi repertorio. Tengo temas como ‘Chico pobre’, que tiene un costado político, y otro que se llama ‘Cocaína’ que es bastante controversial también, y otros que también hablan de drogas. Me pareció que había tantas canciones que hablan de la cocaína en forma metafórica, que me aburrí ¡Basta! En donde dice ‘La reina de la noche’ es cocaína, dejame de chamullar, decilo como es. Igual en el disco lo digo bajito, riéndome de cómo surgió la canción, es gracioso porque en la versión original yo estaba componiendo en casa de mi abuela, mientras ella estaba cerca mirando la novela, entonces yo cantaba bajito cocaína. Los de naif-revetando es porque te mezclo los opuestos, pasan muchas cosas y todas están relacionadas, los contrarios son lo mismo, somos todo parte de lo mismo.

-¿Y cómo fue que empezaste con el género canción?

-Siempre hice canciones, grababa lo que iba saliendo y lo iba separando por género/concepto. Recuerdo cuando forme mi primera banda, y le pase al resto un cassette, que era la forma en la que grababa en ese momento, pretendía ser una cinta de la música electrónica que yo hacía, y por error envié una cinta mía cantando solo con la guitarra, y la devolución fue buenísima, sin embargo a mi me dio mucha vergüenza, igual ahí me hizo un click en la cabeza, pero fue un proceso de experimentación hasta que definitivamente me di cuenta que tenía que aceptarme a mí mismo. Porque a mí me sale esto que estoy haciendo. Siento que no hace falta que le ponga diez guitarras ruidosas y distorsionadas que tapen la melodía. Antes creía que hacer canciones era menos auténtico, hoy me doy cuenta que no es así.

-Tus primeras presentaciones en vivo fueron bastante peculiares, tengo entendido…

-No había muchos lugares para tocar, todo el mundo se quejaba de lo mismo, así que empecé a a tocar en lugares alternativos, peluquerías, iba a locales de ropas y armábamos una vidriera para que toque… tocaba en donde podía. Organizamos entre otros el ‘Homeless Fest’, donde nos juntábamos varios artistas, prendíamos una fogata en una lata como los sin hogar, y tocábamos desenchufados, compartíamos con la gente.

-Tu nombre es Javier Cereceda ¿De dónde surge lo de Punga?

-Yo tocaba antes con el seudónimo de Javier Sanchorena, por una anécdota entre amigos, hasta que me di cuenta de la simplicidad de las cosas, y me empecé a presentar como Javier a secas. En ese momento surgió el disco ‘Punga’, que fue un trabajo que ya tenía las primeras versiones de ‘Chica Cheta’, ‘Nena Stone’, y otras. Lo grabé en el porta estudio de cuatro canales y lo grabé en CD-R. Tuvo buena repercusión, y la gente me comenzó a llamar Javi Punga. Supe después que Punga, en japonés, significa hombre feliz y eso me gusto. Aunque el sentido original era otro, y la verdad en el momento de titularlo yo creía que Punga era villero, alguien que vivía en condiciones precarias, y me identificaba porque yo me sentía en condiciones precarias a nivel tecnológico, grababa con el último eslabón de la fidelidad, vos escuchas las primeras grabaciones y escuchas los autos, todo sucio.

-¿Para cuándo un nuevo disco?

-Muy pronto, mirá, te muestro un adelanto del próximo disco… (abre un cuaderno lleno de dibujos hechos por él, que representan el espíritu de Javi Punga y su nuevo disco). Estamos terminando de grabar el nuevo disco que se va a llamar ‘El Amor Es Todo’. Es un disco que es metafóricamente como una casa rodante, donde yo lo fui grabando a lo largo del tiempo, y en esa casa rodante fui viviendo y metiendo cosas. Una casa rodante porque es un disco que fue transitando distintos estudios, diferentes momentos míos, fui cambiando letras, agregando cosas, superponiendo cosas, con temas simples, cortos y con una historia y una idea, donde los temas están enlazados, un concepto cerrado, que tiene que ver con el infinito, el amor, con lo que es uno, lo que habita en uno. El disco va a contar con 11 canciones + sorpresas, y se va a editar por el sello LAPTRA. La idea es lanzar el disco y el video del tema central en los próximos meses. Buscamos un disco clásico con melodías eternas, y que haya mucha información. Este será un disco más profundo a nivel temático, siempre respetando la simpleza de la canción. Estamos trabajando hace ya casi dos años en el disco, grabando incansablemente en distintos estudios profesionales y caseros, involucrando el trabajo de muchísimos músicos además de la banda estable.
La grafica del disco la vamos a hacer yo y los artistas plásticos Chica Desario y Antolín, que además es músico y participa del disco.
A nivel sonoro buscamos lograr un producto que remita al trabajo de Phil Spector y su famoso «muro de sonidos». La verdad es que será una obra ambiciosa a nivel musical y un desafío para mí como productor autodidacta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

15 comments on “Entrevista: Javi Punga