The War on Drugs – Slave Ambient

The War on Drugs

Slave Ambient

2011 – Secretly Canadian

[5.5]

.


Podríamos decir con tranquilidad que la historia de The War on Drugs es un cliché: Adam Granduciel y Kurt Vile se conocen en una fiesta, descubren que comparten adoración por Dylan y deciden hacer música juntos. Pero el resultado estuvo lejos de quedarse en la simpleza de una banda influenciada por el gran Bob: tomaron eso como base y le sumaron un popurrí de sonidos: al caldo dylanesco, le agregaron un poco de Neil Young, y una buena ración de My Bloody Valentine.

El resultado de ese mix impensado es exactamente lo que la combinación sugiere: un folk rock psicodélico rodeado de paredes y paredes de guitarras con mucho reverb.  Suena algo así como si Wilco se inclinaran por el sonido de Atlas Sound.

Luego del bien recibido debut Wagonwheel Blues (2008), Kurt Vile deja The War on Drugs para comenzar su carrera solista. Granduciel tendría la difícil tarea no sólo de reemplazarlo a él, sino también a los miembros Charlie Hall y Kyle Lloyd. Junto a Dave Hartley (único sobreviviente de la tirada), el ahora único líder recluta al multi-instrumentista Robbie Bennett y al baterista Mike Zanghi para conformar la nueva formación.

Slave Ambient, el más reciente trabajo de la banda, llega sólo unos meses luego de Smoke Ring for My Halo de Kurt Vile y, a decir verdad, su sonido y canciones recuerdan mucho a este último. Pero el detalle es que Slave Ambient está lejos de llegar a la talla del trabajo del ex War on Drugs. Es cierto que Granduciel y cia. moldean momentos amenos (Best Night) o poderosamente hipnóticos, como Come to the City, pero en la mayoría del álbum se nota que se esfuerzan demasiado por esa ambición de crear piezas ambientales de manera constante y terminan naufragando; el disco se vuelve un tanto plano y repetitivo.

Es una pena: la ilusión que despierta el comienzo termina desarmándose ante un trabajo irregular y difícil de escuchar en su totalidad. Slave Ambient está cargado de buenas intenciones, es cierto, pero muere en eso.

DEGUSTACIÓN

BEST NIGHT

Deja un comentario