Basta de azúcar

Por bueno que sea, tanto dulce termina por empalagar. Y si bien hasta acá no llegan los Yummies 2.0 de los Flaming Lips, al menos nos empachamos de tanta noticia al respecto. Pero bueno, me como el último.

Y finalmente apreció el feto comestible, el último grito del marketing musical, creación de Wayne Coyne y sus buenos asesores. Pero para los que esta metáfora del canibalismo no los convence, tienen otra opción: la vagina de goma. La imagen resulta menos desagradable; después de todo, adentro hay música de los Flaming Lips (que hace poco lanzaron un EP con cuatro nuevas canciones). Digo, para los que les gusta el dulce.

19 comments

Deja un comentario